Refrigeración con glicol en Valencia

Refrigeración de glicol en Valencia

Hoy en día, el uso de refrigerantes ecológicos en cámaras frigoríficas es cada vez más común. Esto se debe a dos causas fundamentales: la subida de las tasas impositivas en los gases fluorados y la búsqueda de una alternativa mucho más ecológica. Que sirva para el mismo uso que no contamine.

Mucha gente ya conoce en qué consiste la refrigeración con CO2 y la refrigeración con amoniaco, pero, ¿cómo es la refrigeración con glicol?

La refrigeración con glicol surge como alternativa ecológica a la utilización al 100% de los gases fluorados que causan un negativo impacto medioambiental. El glicol (etilenglicol) es un anticongelante para el agua y su utilización en instalaciones frigoríficas es básicamente la utilización de agua glicolada como fluido secundario para así conseguir la mínima carga de refrigerantes, tanto fluorados como origen natural. Y esto no sólo es una muy buena idea para el medio ambiente, sino que también significa un ahorro energético considerable.

Refrigeración de glicol alimentario en Valencia

Existen diferentes tipos de glicol, pero el usado en el frío industrial concretamente es el monopropilengrlicol USP, también nominado como glicol alimentario. El glicol alimentario es un compuesto químico de utilización totalmente compatible con la industria agroalimentaria, transparente y un poco espeso, además de resultar muy tolerante con el medio ambiente y reducir las consecuencias de posibles fugas.

Cada vez es más frecuente utilizar el glicol alimentario como medio indirecto de refrigeración. En estos sistemas, el intercambiador de calor expulsa el frío producido a una mezcla de agua glicolada. Ésta se bombea por medio de una bomba de circulación a los enfriadores de aire de la cámara. Así se consigue dar respuesta a las exigencias de ahorro energético y medioambientales.