Fabricantes de cámaras frigoríficas en Valencia

  • por

Nuestros clientes acuden a nosotros buscando las mejores prestaciones en frío industrial en Valencia y donde se encuentren, ya que nos hemos desplazado hasta lugares tan diversos como Galicia, Suiza o países de África. El cuarto frío, también conocido como almacenamiento en frío, sala de refrigeración, refrigerador de walk-in o congelador de walk-in (según la temperatura ambiente), es un tipo de equipo de refrigeración que utiliza métodos artificiales para crear un entorno con condiciones de temperatura y humedad distintas a las del entorno exterior. Debido a su capacidad para mantener una temperatura y humedad constantes, la cámara frigorífica se utiliza comúnmente para almacenar alimentos, materias primas industriales, productos biológicos y medicamentos que requieren condiciones específicas.

La «pista de carreras» de la cámara frigorífica utiliza una variedad de materiales de alta calidad, como acero inoxidable, acero coloreado, aluminio, etc., adaptados a las diferentes necesidades de temperatura ambiental en diversos países del mundo.

Una cámara en pleno proceso de montaje.

Características de nuestras cámaras frigoríficas: frío industrial en Valencia

Nuestras cámaras destacan por su peso ligero, alta resistencia, resistencia al fuego, excelente rendimiento de aislamiento térmico, resistencia a la corrosión, durabilidad, resistencia al envejecimiento y protección contra polillas. Además, su rendimiento a temperaturas ultra bajas supera a otras opciones disponibles, como acredita nuestra ya larga trayectoria en este sector del frío industrial en Valencia. Nuestras cámaras frigoríficas destacan también por su capacidad de enfriamiento de salida lenta y un tiempo de espera prolongado, lo que permite un ahorro de energía del 30-40% en comparación con otras cámaras frigoríficas.

Cálculo del cuarto frío en Valencia

¿Conoces la manera de calcular correctamente la capacidad de refrigeración y almacenamiento para su cámara frigorífica? Es esencial seleccionar equipos con la capacidad de refrigeración adecuada para lograr el máximo efecto de enfriamiento. Al mismo tiempo, determinar el peso de almacenamiento óptimo garantiza que su cámara frigorífica obtenga los mejores beneficios posibles.

El cálculo del cuarto frío implica determinar la capacidad de refrigeración necesaria y la capacidad de almacenamiento adecuada para satisfacer las necesidades específicas de su entorno. Aquí hay algunos pasos generales que puede seguir:

Determinar el propósito y los requisitos de una cámara de frío

No se trata de una decisión a la ligera, ya que no es lo mismo preservar flores que medicamentos o alimentos ni tampoco es igual un volumen de mercancía u otro.

  • Defina el propósito de su cuarto frío, ya sea para almacenar alimentos, productos biológicos, medicamentos u otros productos.
  • Identifique los requisitos precisos de temperatura y humedad para los elementos que almacenará.

Dimensiones de un cuarto frío

Las dimensiones de un cuarto frío van a depender del volumen de mercancía a conservar en su interior y también va a ser importante nuestra capacidad de movernos y sacar o meter el género en cualquier momento, así como mantenerlo ordenadito y colocado.

  • Mida el espacio disponible para el cuarto frío, incluyendo altura, ancho y largo.
  • Considere la ubicación y el entorno circundante para evaluar las condiciones ambientales externas.

Aislamiento térmico de una cámara de frío

La mejor refrigeración del mundo no servirá de mucho si no somos capaces de aislar ese espacio especial cuyo género, almacenado en su interior, queremos mantener bien conservado.

  • Seleccione materiales de aislamiento térmico de alta calidad para las paredes, techos y pisos del cuarto frío.
  • Asegúrese de que el aislamiento sea adecuado para mantener las condiciones de temperatura deseadas.

Cálculo de la carga térmica de una cámara de frío

Todo es importante a la hora de calcular esta carga térmica, ya que la propia iluminación interior de la cámara o las veces que abrimos la puerta influyen en el mantenimiento de una temperatura apropiada y estable.

  • Determine la carga térmica del cuarto frío, que incluye la energía que se debe eliminar para mantener las condiciones de temperatura.
  • Considere factores como la temperatura exterior, la frecuencia de apertura de puertas, la iluminación y el equipo interno.

Selección del sistema de refrigeración

  • Elija un sistema de refrigeración que cumpla con la carga térmica calculada y los requisitos de temperatura y humedad.
  • Considere opciones como sistemas de compresores, evaporadores y condensadores según las necesidades específicas.

¿Qué capacidad de almacenamiento necesito para mi cámara de frío?

  • Determine la capacidad de almacenamiento necesaria para los productos que planea almacenar en el cuarto frío.
  • Considere factores como la densidad de almacenamiento y la disposición de los productos.

Eficiencia energética y cumplimiento de las normativas de frío industrial

Nuestros sistemas de frío industrial en Valencia cumplen con todas las normativas que se imponen sobre este tipo de actividades y os recomendamos que sigáis dichas normas para evitar problemas y hasta sanciones. Ésta es, sin duda, una de nuestras principales características como empresa de este sector: en Instalaciones Frigoríficas Alem nos preocupamos de que tu cámara sea eco sostenible y barata de alimentar.

  • Busquemos formas de mejorar la eficiencia energética del cuarto frío, como la instalación de equipos de alta eficiencia y la optimización del diseño.
  • Nos aseguramos de que su cuarto frío cumpla con las normativas y regulaciones locales relacionadas con la seguridad alimentaria, almacenamiento de productos médicos, etc.

Mantenimiento y monitoreo

  • Planificamos un programa regular de mantenimiento para garantizar el funcionamiento continuo y eficiente del cuarto frío.
  • Implementamos sistemas de monitoreo para supervisar constantemente las condiciones de temperatura y realizar ajustes según sea necesario.

Es importante destacar que éstos son pasos generales, y puede ser beneficioso consultar con un profesional en refrigeración o un ingeniero para obtener una evaluación más precisa y personalizada según sus necesidades específicas.